Una vida imaginaria

 Durante mucho tiempo, mi mente ansiosa creaba una y otra vez escenarios imaginarios de la vida, que no tenían la minúscula posibilidad de ser posible, y haciendo uso de una ávida fantasía, ponía a Manri en escenarios, en momentos de la vida que no serían posibles jamás, llevándolo con esta actitud a ser una especie de fantasma, asignándole papeles que no solo no serían posibles, si no que nada me podía decir a mí, que Manri los hubiera hecho si su vida hubiera tenido otro destino, y solo respondían a mi necesidad de mantenerlo vivo aun fuera imaginariamente.
Toda esta habida imaginación cumplió un papel en mi proceso, permitiéndome despedirme de mis ilusiones, de mis sueños para él, y en este proceso poco a poco me fui desprendiendo de todo aquello que jamás seria, pero antes de le dejarlas ir, lo imagine en su matrimonio y llorar por su ausencia, lo imagine graduarse con honores como un Ingeniero, lo imagine enviar un robot de su diseño a la Luna, lo imagine realizar sus sueños que nos dejo y darnos cuenta con aquellos jamás podrían ser realidad, y tal vez uno de los más dolorosos es imaginarlo con hijos que jamás serán posibles.

Sigue leyendo

Grupo de Ayuda Mutua de padres que enfrentamos la muerte de hijos.

Minientrada

AYUDA para padres, madres y FAMILIAS que enfrentan la MUERTE de un hijo o varios. Somos un GRUPO de AYUDA con 10 sedes en todo Costa Rica.

 Si usted conoce a alguna persona que necesite ayuda puede referirnos.

Horarios, Sedes y contactos de los Grupos Renacer. (Asistir al grupo Renacer NO TIENE COSTO )
Nuevo Grupo Renacer en Cartago
Las reuniones son los segundos y cuartos martes de cada mes, en el Salón Comunal de Los Ángeles. De la esquina Noreste del Parque de Los Ángeles, 100 al Norte, 25 al Oeste y 50 Norte. Por favor comunicarse con:Carmen Mora 7011-5671 para más información.
Nuevo Grupo Renacer en Esparza
Se reúnen los primeros y terceros martes del mes, en las inmediaciones del parque central de esta comunidad, 6 PM, por favor comunicarse con Kathia al 87381507 para más detalles.
Grupo de Barva de Heredia:
Las reuniones se realizan 50 mts oeste de la esquina sur oeste del parque de Barva, enfrente a Gollo, 7 pm, primeros y terceros miercoles de cada mes. Para más información con Auria 86158007 o Miguel 8817 8684
Grupo de San José:
Las reuniones se realizan en el costado este del Hospital Clínica Bíblica, edificio Ministerio Árbol de Vida, en el aula RCP, 6 pm, primeros y terceros jueves de cada mes. Para más información. Puede comunicarse con: Eduardo Mena, 7017-5957 o 2522-1000
Grupo de Pérez Zeledón
Las reuniones se realizan en el Complejo Cultural Alfonso Quesada Hidalgo, de la Municipalidad de Pérez Zeledón. 1 Pm, el último sábados de cada mes. Para más información, comunicarse al: 8785-1304 con Catalina
Grupo de San Pedro:
Las reuniones se realizan los segundos y cuartos miércoles de cada mes, la dirección es del Mas X Menos de San Pedro, 300 mts al norte, Colegio Calasanz, 7 pm, Aulas de Secundaría A1. Comunicarse con: Doña Rosi 2100-9402
Grupo de Tibás:
Las reuniones son a las 7 pm, el Primer y tercer lunes de cada mes, en el Salón Parroquial de la Iglesia San Bruno, en Colima de Tibás, 200 Oeste de EPA. Comunicarse con: Vivi Solís al 8890-3367 ó Alonso Zumbado al 7012-2076
Grupo de Escazú:
Las reuniones se realizan en el salón municipal de San Antonio de Escazú, diagonal a la iglesia católica de esta comunidad, los primeros y terceros miércoles del mes. Comunicarse con: Roxana al 8882-1912
Grupo de Grecia:
Las reuniones son los segundos y cuartos lunes del mes, a las 7:00 Pm en salón comunal de la urbanización Murillo, 25 mts al oeste del INA de Grecia, por favor llamar a doña Ana al 6023-8166.
Grupo de de Ciudad Quesada, San Carlos:
Las reuniones se realizan el último sábados de cada mes, en las inmediaciones del Parque Central de Ciudad Quesada. Para más información favor comunicarse con: Caret al 83681030 o Andrea 86580779

Para recibir más información sobre lugares y horarios de las reuniones por favor envíenos un correo a las siguientes cuentas:

info@renacer-cr.com

Pedirle Peras al Olmo

Los conflictos con los demás, enfrentado la muerte de uno o varios de nuestros hijos, nos hace perder la poquito balance que tenemos… 
De los grandes conflictos que se estrenan con la muerte de nuestros hijos, es que la vida de los demás continua y para nosotros, el mundo se está derrumbando, y todos los demás, nuestra impresión es que continúan su vida como si nada hubiera pasado, y para nosotros, el terremoto luego de los primeros días que la compañía abunda, continua, la réplicas de aquel cataclismo, son una más potente que la otra, y todos los demás que no somos nosotros, todos ellos que no viven en nuestro techo, en nuestro pellejo, sencillamente siguen su vida, siguen riendo, siguen corriendo, siguen su vida, siguen siendo los mismos, como si nada hubiera pasado.
Es poco decir que nuestro mundo se cae a pesados, y empezamos a recibir, de toda esta gente que parece no afectarle la muerte de nuestros hijos, frases trilladas tan falsas y tan sin sentido, como podrían ser: “ahora tienes un angelito en el cielo”, el famoso y vacío “lo siento”, “Dios lo libro de algo peor”, “entrégueselo a Dios”, “los hijos no nos pertenecen”, “yo no sé como hace usted, yo me moriría sin un hijo mío muere”, “Dios todo lo hace perfecto”, “usted se siente así porque está lejos de Dios”, “ya no llores, el está mejor”, “te acompaño en tu sentimiento”, “lo que sientes es falta de fe”, y las frases pueden ser tantas como páginas quisieramos llenar, y todas tiene en común un enorme vació, quizás podríamos de esta, que son irrespetuosas ante el sufrimiento, porque todas estas frases, están hechas de ignorancia, carecen quizás de los más importante, la experiencia, la sabiduría que se necesita para dar consuelo, para entregar un frases de estas, y no solo repetirlas, como loras.

Sigue leyendo

Ahora es luz.

Al cabo de seguir el camino que nuestro corazón nos encaminaba, pasando por el centro del dolor  comprendimos que Manri se convertía en luz, en la luz que nos transforma, porque Manri se convirtió en la luz que nos permite mirar mejor la vida, en la luz que ilumina todo aquello que de otra forma no puede ser visto, es luz para mirar mejor los pasos que damos en nuestro camino, es luz para poder mirar a los ojos a nuestro prójimo, es la luz que nos permite ver realmente lo que es importante en la vida, es la luz que nos permite ver mejor de que esta hecho el amor, es la luz que nos quita la ceguera espiritual, es la luz que ilumina nuestras verdades que nos muestran el camino para ser libres, es la luz que nos muestran el camino a lo eterno, a lo espiritual, al lo que está fuera de este mundo físico, es la luz que al compartirla se hace más grande, es la luz que llena el vacío, es la luz que ilumina nuestra soledad,  es la luz que está hecha de amor, de  bondad,  de razones, de aliento, de fuerza, de compasión y solidaridad es la luz que nos alarga la vista del corazón.

Manri ahora es luz y con el, nosotros también podemos ser luz.

P2218837

La última página del dolor

Cuando la tormenta del dolor pasa,

queda la ausencia como permanente presencia,

como lazo indeleble que nos unen para siempre,

y la tarea de cada día más allá de soportar cada minuto,

se transforma en descubrir el sitio perfecto,

el lugar correcto donde hacer nuestra vida,

cada día que pasa encontramos las personas correctas

para entregar el amor, que no nos pertenece,

el amor que nace del cielo,

cada día pasa estamos más cerca de ser cualquier otro,

de los ciegos que viven bendecidos.

 

La última página del dolor,

suele traer las ilusiones y las esperanza,

transitamos el llano en lo alto de la montaña,

de donde podemos vislumbrar el camino construido,

de donde podemos observar todo el dolor,

la ira, el miedo, la soledad, la angustia, los recuerdos, los errores,

nuestros pedazos, el abismo…,

y todo lo aprendido que se convirtió en nuestro ser,

y lo pendiente por aprender.

 

En la última página del dolor,

comprendemos mejor la vida atreves de la muerte,

comprendemos el valor del tiempo, de las palabras,

de las verdades que nos da la vida,

de los detalles, las acciones,

del dolor de todos y de lo bello de la vida,  

comprendemos que no somos nada y somos todo.

 

En esta última página del dolor,

Obtenemos las razones para ser mejores cada día,

 

En esta última página del dolor,

vivo…

y no quiero que esta última página…

termine.

11 años no son suficiente

11 años no son suficiente para olvidar a quien se ama aun partiera a ese viaje que todos algún día todos emprenderemos. 
11 años no son suficientes para olvidar a Kyke, su sonrisa, su olor particular, su color de piel, sus historias, su amor, sus ojos.
Hoy a las 7:47 am cumplimos 11 años que han sido llenos de sufrimiento y amor, de lágrimas y de trabajo para construir esperanzas, de tener el corazón en las manos y vivir buscado la luz. 
A todos los que han estado para nosotros en estos años y nos han compartido su cariño y amor, un millón y media de gracias.
A Kyke… Dios te bendiga Quesito, continuaremos buscando tus señales, para saber donde depositar tu amor, continuaremos sonriendo, buscando esperanzas, y hoy como todos los días, te enviamos un gran abrazo y un te quiero, hasta el cielo.
Te ama tu “PA”

 

scan0103-1

 

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica.

 

En un instante ya la vida se te escapaba

Lo escribí el 26-2-2005 (9 meses después de la partida de Kyke) 
Sábados y 26 (Mañana hace 11 años)

Un día como hoy iniciamos un viaje que vos nunca finalizarías,
saliste de casa muy de mañana y aun no regresas,
como aquel día el sol y la hora ideal para ir de viaje

Despierta amor,
vamos de viaje, 
cómete esto te hará falta,
¿estas listo?, 
vamos todo estará bien,
lleva tu de agua amor,

Aquel día no me dijiste nada, 
no hablaste,
se habían acabado tus palabras,
solo fueron miradas, tal vez un tocarte, un aliento, un abraso… 
vamos el destino nos espera

Al iniciar el ultimo acto de tu vida solo atine a gritar… 
!CUIDADOOOOOOOOOOOOOOOOO¡,

En aquel momento vi pasar aquella bestia de acero, piedra y carne, 
toneladas de ruido y calor

En un instante ya la vida se te escapaba… 
¡NO DIOS MIO!

Dios mio no me diste la oportunidad de protegerlo,
de irme con el, de detener el embate de aquella máquina,
de cambiar el destinos, de entregar mi vida por la de el.

A la hora exacta llegamos a la cita no podía ser de otra manera, 
Dios te esperaba y no pude hacer nada por impedirlo,
solo despedirme en un monologo, 
Diciendote una y otra vez… 
“Dios te va ayudar”.
“Dios te va ayudar”.
“Dios te va ayudar”.

Pronto llego público, esto no podía pasar inadvertido,
“alguien a muerto”, toda la familia se hizo presente, 
¿que podemos hacer?
las lagrimas fueron el único escape que nos quedo a todos.

Aquel día Dios no quiso que viéramos tu sangre, 
solo una pequeña gota que salía de tu boca 
desde el principio me dijo que te ibas, 
que ya no volverías conmigo, 
que no perdiera el tiempo,
que había que ayudarte a partir,

En aquellos últimos intentes de tu vida 
No estuvimos solos amor, varios ángeles nos acompañaron
y algunos aun se mantienen con nosotros.

Desde aquel día todo el tiempo has estado conmigo,
así lo siento
algunas veces te percibo mejor que otras, 
Dios a permitido que te oiga bajar las escaleras, 
oír tu risa entre la de otros muchachos, 
verte reflejado en otra persona,
me ha permitido que te vea pasar en algunos de mis sueños
y algunas noticias nos ha llegado por el mismo medio, 
estas bien y sos feliz.

Hoy tu papá se dedica a escribirte, 
a ir donde esta tu cuerpo,
a plantar flores y hacer pequeñas actividades en tu nombre

El dolor y el sufrimiento es mi vida ahora
y busco y busco y aun no encuentro el camino

Mi corazón sabe que Dios te estaba esperando
y que tu recepción fue la mejor.
Que nuestra gente a donde van los que amamos cuando parte,
te esperaban y que sos dichoso tienes compañía muy apreciada ahora.

Todo este tiempo que ha pasado lo he 
dedicado a pensar y repensar en lo que
sucedió, en lo que pude haber hecho y no hice,
en lo que dije, en lo que me dijeron, en tu vida,
en las razones, en lo que quedo, en tu amor,
en tus sueños, en tus ilusiones, en tu caminar.

Hoy puedes encontrar a tu papá llorando en cualquier 
lugar o momento, 
porque te fuiste antes que el,
porque siento que no me despedí, 
porque no puedo hacer más por vos, 
porque me duelen los recuerdos,
porque me duele el porvenir, 
porque no se que hacer,
porque no recuerdo bien, 
porque pasan los días,
porque tengo vida, 
porque Dios te llamo.

Kyke y su ajedrez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica. 

 

 

Comprendí

Cuando Manri falleció, no podía encontrarle sentido a mi pasado, al presente de aquel momento y mucho menos al futuro, me preguntaba una y otra vez, qué sentido tenía todo aquel dolor, le gritaba a Dios a cada momento porqué, porqué, porqué.

Hoy vivo en el futuro de aquel terrible momento, aquel futuro que no quería ni podía intuir que tuviera sentido, el tiempo paso y fui descubriendo que el tiempo es un recurso básico e importantísimo en nuestro caminar, pero lo que realmente es importante, es en lo que use ese tiempo que ha pasado, que me ha traído hasta hoy.

Comprendí que el gran maestro no es el tiempo, el gran maestro es el dolor, el sufrimiento y sobre todas las cosas, el amor que ha llegado de su parte a mi vida desde que supe de Kyke en el vientre de su madre hasta el día de hoy.

Ha sido el camino más difícil que me ha tocado transitar luego de su muerte, sostuve con el mayor temor intensas peleas con Dios, peleas con la vida, con todos mis seres queridos, con mi pasado y con un posible futuro; y casi sin darme cuenta, todo aquel sufrimiento fue forjando en mi cambios que poco a poco le empezaron a dar sentido a mi vida, transformándome en una persona diferente, hoy me dejo guiar por lo que dicta mi corazón y no mi razón.

Los esfuerzos por dejar de sentir el sufrimiento, por no ver los recuerdos para no sufrir, los esfuerzos para que no se dieran cuenta que estaba derrotado y para cambiar el pasado, quedaron atrás y nunca más intente no sentir, comprendí que este nuevo camino consistía en dejar de luchar con lo que siento, consistía en que tuviera sentido, consistía en que valiera la pena. Y llego un buen día en que decidí no olvidarme de nada de la muerte de Manri, no olvidar todo el dolor y sufrimiento que he vivido, y que ha vivido mi familia, porque toda esta historia que va desde que nació Kyke hasta hoy, es la luz que guía mi corazón, para nunca olvidar nada, para nunca olvidar las lecciones que llegaron, para nunca volver a ser quien fui y continuar aprendiendo de la vida.

Tres caminos encontré en aquel mar sin sentido donde vivía, uno me llevaba a desgraciar mi vida para siempre, el otro camino que hoy considero el más fácil, me llevaría a ser una versión un poco diferente de quien fui, con cambios superfluos y llevar una mascará que vería al espejo todos los días, y finalmente el camino que decidí seguir, el que implicó el mayor de los esfuerzos que jamás pensé hacer, que implico dolor y sufrimiento, implico enfréntame a Dios una y otra vez, implico afrontarme a lo peor y mejor de mí, a mis miedos, a mis culpas, a mi pasado, implico aprender de los demás, implicó reflexionar y aprender de lo sucedido y lo sentido, implica no dejar de aprender hasta hoy, implico viajar a mis adentros en busca de mi centro, implico buscar en este mundo, acciones concretas donde depositar el amor por Manri de cada día. Este último fue el camino que escogí, y lo hice porque mi corazón me guió hacia él.

En este camino aprendí a vivir la vida sin pretender quitarle ni un instante, aprendí que la vida es ahora, aprendí a saber que la vida no es buena ni mala, es la vida, aprendí a dejar de juzgar lo que sucede como bueno o malo, solo es, aprendí que la vida es para aprender a vivir, aprendí que no tengo control de lo que sucede, aprendí que el amor transforma a las personas, aprendí el verdadero significado de palabras como perdón, humildad, compasión, solidaridad, respeto, amor, aprendí que las mejores lecciones de la vida vienen envueltas en sufrimiento y en el más puro amor, aprendí que si deseo que algo suceda debo de sembrar para cosechar y Dios sabrá si me da agua para germinar lo que deseo, aprendí que la vida es hermosa y no quiero cambiarme por nadie, y decidí que el camino correcto para mí, es ser mejor persona cada día.

El tiempo en que sobrevivía terminó, hoy reflexiono y estoy agradecido de todo el amor recibido, de todo el amor expresado, de todo el amor entregado, estoy agradecido con la vida por haber sido escogido por Manri para ser su padre, estoy agradecido con Dios por su abrazo desde siempre, y hoy le encuentro sentido a la pena de cada día que ha pasado y estoy seguro que le encontraré el sentido al tiempo que aun me toca por vivir, hoy la vida es diferente, tiene un enorme significado cada momento y cada acción que hago, hoy mi vida tiene todo el sentido de ser y continuo en el camino…

 

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica.

Diez Años Despues

Diez años después

La vida ha cambiado tanto desde su muerte, y ha pasado tanto durante todo este tiempo, siento que ha sido más que toda una vida, y hoy sin angustia puedo oír mi nombre sin que eso signifique vivir en una tormenta, porque esta historia empezó cuando solo oír nuestro nombre, era como vivir dentro de una pesadilla.

De ninguna manera fue posible encontrar el camino para ser la misma persona que fui y sentir la vida como antes, su muerte todo lo cambio y he cobrado una conciencia que durante mucho tiempo fue difícil de aceptar, difícil de entender, difícil de vivir pero finalmente es hoy y ya desde hace mucho tiempo el regalo más importante que Kyke nos ha dejado.

A diferencia de los primeros años, hoy comparto nuestra historia con orgullo y nostalgia al mismo tiempo, hoy grito sin pedir permiso todo este amor mágico y puro, este amor que después de 10 años de ausencia física continua. 

Hoy y luego de tanto sufrimiento he aprendido adonde poner este amor por Kyke que día a día sigue fluyendo, he encontrado donde poner su muerte, su ausencia física,  he aprendido a expresar el amor por el de una manera diferente al dolor, al sufrimiento y la más profundas de las tristezas jamás vividas.

Diez años después seguimos siendo sus orgullosos padres, que hemos recorrido un largo camino para poder decir que hoy los temores de olvidarle o que lo olvidarán han quedado atrás, las frustraciones, culpabilidades, furias y miedos se han convertido, nos han transformado,  hoy todo lo que creía de la vida antes de su partida han quedado como recuerdos, como el camino recorrido, hoy en contra de todo pronóstico hemos aprendido a navegar esta gran tormenta y hemos encontrado en este camino que el amor por el continua, existe, nace de nuestros corazones y sigue creciendo.

Hoy sabemos que hemos pasado por el peor de los huracanes, por el medio de la tormenta, y hemos aprendido haciendo, navegando, hemos aprendido amando, sufriendo y hoy podemos decir que amamos la vida de Kyke por completo, sin quitar ni un solo instante de principio a fin. Y con esta nueva forma de sentir y vivir la vida, hoy abrasamos con fuerza lo que la vida trae.

Esta tormenta nos ha enseñado cosas que no conocíamos de nosotros mismo, de los demás, de la vida y cada día que pasa aspiramos a aprender más para poder ser mejores personas, papás, ciudadanos, compañeros, y entregar el amor de Manri y lo mejor de nosotros a quien Dios y Kyke nos indiquen.

Cometimos errores y seguramente en el camino que viene continuaremos tropezando, pero lejos de frustrarnos, lejos de arrepentirnos comprendimos que esos errores cometidos son lecciones, algunas de las mejores que nos hacen quien hoy podemos sentir la vida como la sentimos.

Nuestra vida ha cambiando, hoy lloramos de pasión y de nostalgia, hoy hemos aprendido a vivir en función de lo que nos dicta el corazón, hemos aprendido a confiar en nuestra intuición y nuestra conciencia que nos guía y nos orienta en esta nueva vida que empieza cada día.  Hoy de la mano de Dios y de Kyke sentimos y vivimos nuestras vidas de una forma diferente, llena de sentido.

Agradecemos infinitamente el amor expresado por todo lo que ha sucedido en todos este tiempo, también agradecemos todo lo que ha callado los que nos han acompañado, agradecemos la sensibilidad a las cosas simples de la vida que hoy son tan grandes, como estar ante la presencia de nuestro amado Kyke, agradecemos saber de mejor manera lo que realmente es importante en la vida, agradecemos lo que hemos aprendido y lo que nos hace falta por aprender,  agradecemos la compañía, enseñanzas y cariño de padres y madres como nosotros y la gran familia que hemos encontrado en este duro camino, agradecemos esta nueva conciencia que nos hace ver el mundo como si fuera nuevo y sobre todo, agradecemos los años maravillosos que nos regaló nuestro amado chico en vida y el abrazo eterno de Dios para nosotros durante todo este tiempo.

El significado de palabras como dolor, sufrimiento, miedo, ira y también amor, compasión y paz entre otro monto, las comprendemos mejor y hoy estamos en paz, incompletos para siempre pero llenos de paz. 

Si me permiten y sé que no es posible lo que voy a exponer, pero quisiera enviar de forma imaginaria un mensaje al pasado, un mensaje de una línea, un mensaje que me llegará por algún medio 24 horas antes de que todo empezará, exactamente al 25 de junio del 2004  a las 7:47 am, y este mensaje imaginario diría: “escucha tu corazón y sin importar nada déjate guiar por el”… 

PB055450

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica.

Como una estrella

Manri se nos fue luego de varios años de no tomar fotografías en casa, y ante tal dolor que es verlos partir, pase mucho tiempo recriminándome de no tenerlo en imágenes recientes para poder ayudar a mi memoria. 
Hoy se lo importante de lo que es un instante, un recuerdo, y buscando camino para ir más allá del dolor, me puse hacer imágenes del tiempo que ha pasado sin el, y paradójicamente en este que hacer de guardar imágenes del la vida que pasaba ante mis ojos, le he encontrado, sonriente, abrazándome una vez más, transformándose así en luz, color y tiempo.
Invitadísimos a viajar con nosotros.

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica.

 

 

La vida es

La vida es tan frágil como los recuerdos, 
como el canto de una chicharra
como un beso, como una palabra, como un abrazo
La vida es el regalo que se disipa a cada instante,
como la arena que pasa entre los dedos
La vida está hecha de momentos que se escriben para siempre, 
como quien talla una piedra dejando huellas que no podrán borrar 
La vida son huellas que quedan inmóviles en el camino del tiempo, 
sin poderlo alcanzar, sin poderlas cambiar
La vida es como el latir del corazón,
como nuestro respirar 
La vida es efímera y eterna
La vida es el viento raudo e indomable
La vida es corta y larga
La vida es como la luz, todo y nada
La vida es el camino hacia el balance
La vida es el presente 
La vida es amor, es sufrimiento
La vida es la verdad que te hace libre
La vida es para vivirla y aprender a vivir
La vida es el camino hacia el amor
La vida es principio y fin
La vida es el camino hacia nuestro horizonte

Para todos los padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer aquí en Costa Rica.

Más información en el siguiente enlace: RENACER DE COSTA RICA

El tiempo no es el que cura

Recuerdan aquella frase popular que dice que “el tiempo todo lo cura”, nos la dicen gentes que no saben que decirnos ante nuestra perdida, y algunos de nosotros puede considerar que es una realidad lo que dice la misma, el caso es que me he dado cuenta en todo este tiempo, que esta forma de ver la vida, esta forma de enfrentar la vida, nuestros problemas, nuestros sufrimientos es algo equivocada al menos en parte, porque es correcto que necesitamos tiempo para ir más allá de la muerte, del dolor, del sufrimiento, pero más que el tiempo que pasa es lo que hagamos con ese tiempo, en lo que dediquemos nuestra vida, nuestro tiempo.

Por ello me parece muy bien dicho la estrofa de una canción muy llena de sabiduría que dice: “Si quieres cambio verdadero, pues ¡camina distinto!”

Les dejo el link de esta canción.

 


Para todos los padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer aquí en Costa Rica.

Más información en el siguiente enlace: RENACER DE COSTA RICA