Como una estrella

Manri se nos fue luego de varios años de no tomar fotografías en casa, y ante tal dolor que es verlos partir, pase mucho tiempo recriminándome de no tenerlo en imágenes recientes para poder ayudar a mi memoria. 
Hoy se lo importante de lo que es un instante, un recuerdo, y buscando camino para ir más allá del dolor, me puse hacer imágenes del tiempo que ha pasado sin el, y paradójicamente en este que hacer de guardar imágenes del la vida que pasaba ante mis ojos, le he encontrado, sonriente, abrazándome una vez más, transformándose así en luz, color y tiempo.
Invitadísimos a viajar con nosotros.

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica.

 

 

Junquillal lugar bendito

Quisiera contales que Junquillal es un lugar especial, este lugar es donde si Dios deja a Manri venir ver los atardeceres precisamente este es el sitio, y lo es por muchas razones, la obvia es que es un lugar maravilloso, bendecido por la naturaleza y un mar calmo y limpio, la historia de Manri fue marcada por este lugar por ser el sitio donde pasamos prácticamente todos los veranos desde que Kyke tenia 4 años.

Los tesoros de ese lugar son los recuerdos, las anécdotas,  las visiones que se te lanzan de dotas partes y nos permiten revivir nuevamente un una vez más todo lo que ahí ha pasado.

Duramos 5 años para regresar a este lugar, dolía mucho, y en cierto modelo el que Manri no nos acompañe físicamente sigue siendo duro, pero en honor a el continuaremos regresando ya ahora disfrutándolo,  dejando que aquel lugar se te meta entre el espíritu y no te permita alejarte mucho tiempo.

Aquí lo tiene “Un día en nuestro Junquillal”.

Saludos y gracias.

 

 

Hay recuerdos que se quedaron conmigo para siempre

Mi memoria es un laberinto que me regala imágenes de Kyke cuando se las pido, cuando me permito que mi corazón sea el que gobierne mi ser, mi memoria tiene registrada su voz cuando él fue chico, y su voz cuando creció y Dios le dio una voz grave maravillosa, tengo su olor en la punta de mi nariz, tengo su imagen sonriendo en mi retina, tengo recuerdos como recortes de nuestra vida que son mis tesoros que protejo y guardo en mi corazón.

Les relato un recuerdo que tengo de siempre muy presente, que es a simple vista lo más corriente, uno de esos recuerdos que la gente que no ha visto un hijo partir ni se da cuenta de la maravilla que es tan  solo estar junto a ellos, este recuerdo, esta historia fue una tarde de verano, como todos los días pase al colegio para llevarlos a la casa, y el camino veníamos vacilando,   Lena iba conmigo adelante y Kyke asomado entre los dos asientos nos acompañaba, como siempre disfrutábamos mucho juntos, y veníamos oyendo música en la radio y en la emisora que llevamos empezó a sonar una canción  de los Los Beatles, Let it be.

Yo empecé a preguntarles que significaba aquella melodía y la letra de la canción, lo tengo tan claro como si fuera ayer, y que significa eso de “Let it be”, ellos tenían ya más conocimiento que yo del ingles y la letra de la canción la estaban traduciendo.

“Déjalo ser”… eso es lo que significa… y continuamos nuestro camino hasta que llegamos a casa…

Han pasado muchos años desde aquel día maravilloso, de aquel recuerdo que Dios me lo ha dejado muy presente en mi, y le doy gracias por eso, por tenerlo tan presente, y no solo por tener presente aquella escena de nuestra vida si no por el significado que tiene para mi aquella conversación y las frases y palabras que aquel días se dijeron.

Déjalo ser, dicho por Kyke,…  hoy siento que desde aquel día Dios con aquel recuerdo me hablo y me habla como diciéndome, como solicitándome, como pidiéndome,  “déjalo ser” a Kyke lo que tenía que ser, lo que hoy tiene que ser…

Ha pasado el tiempo y lo recuerdo a diario, doy gracias por eso, y hoy con ese recuerdo, con ese pedido que ha pasado el tiempo y se quedo conmigo como si Dios supiera que lo ocuparía en los años futuros, hoy no solo “lo dejo ser” a Kyke, hoy me siento orgulloso de aquel muchacho que supo llevar su vida tan bien que Dios le abrió las puertas del cielo.

Aquí ManSua papa de Kyke, Saludos.

Esperaré

Esperaré, por la fortuna de la vida
Por los buenos tiempos que pronto vendrán
Por esas lágrimas de felicidad que no podremos
Dejar pasar

Sabemos bien que no será cuestion de días
Y estas heridas pronto sanarán
Escucha la fé que te vengo a entregar
Nos pertenece con solo intentar

Esperaré, por tí
En un mundo que no es fácil de llevar
Sin tí
Hasta que encuentres la razón para llegar
A mí

Yo cuidaré cada minuto de tu vida
Y por las noches en sueños vendré
Eres la luz de mi voluntad
Serás el sueño que ya llegará

Esperaré, por ti
En un mundo que no es fácil de llevar
Sin tí
Hasta que encuentres la razón para llegar
A mí

Una historia de amor
Y un camino se abrirá, así
No hay diamantes solo cal

Esperaré, por tí
En un mundo que no es fácil de llevar
Sin tí

Esperaré, por tí
En un mundo que no es fácil de llevar
Sin tí
Hasta que encuentres la razón para llegar
A mí

Esperaré……