En un instante ya la vida se te escapaba

Lo escribí el 26-2-2005 (9 meses después de la partida de Kyke) 
Sábados y 26 (Mañana hace 11 años)

Un día como hoy iniciamos un viaje que vos nunca finalizarías,
saliste de casa muy de mañana y aun no regresas,
como aquel día el sol y la hora ideal para ir de viaje

Despierta amor,
vamos de viaje, 
cómete esto te hará falta,
¿estas listo?, 
vamos todo estará bien,
lleva tu de agua amor,

Aquel día no me dijiste nada, 
no hablaste,
se habían acabado tus palabras,
solo fueron miradas, tal vez un tocarte, un aliento, un abraso… 
vamos el destino nos espera

Al iniciar el ultimo acto de tu vida solo atine a gritar… 
!CUIDADOOOOOOOOOOOOOOOOO¡,

En aquel momento vi pasar aquella bestia de acero, piedra y carne, 
toneladas de ruido y calor

En un instante ya la vida se te escapaba… 
¡NO DIOS MIO!

Dios mio no me diste la oportunidad de protegerlo,
de irme con el, de detener el embate de aquella máquina,
de cambiar el destinos, de entregar mi vida por la de el.

A la hora exacta llegamos a la cita no podía ser de otra manera, 
Dios te esperaba y no pude hacer nada por impedirlo,
solo despedirme en un monologo, 
Diciendote una y otra vez… 
“Dios te va ayudar”.
“Dios te va ayudar”.
“Dios te va ayudar”.

Pronto llego público, esto no podía pasar inadvertido,
“alguien a muerto”, toda la familia se hizo presente, 
¿que podemos hacer?
las lagrimas fueron el único escape que nos quedo a todos.

Aquel día Dios no quiso que viéramos tu sangre, 
solo una pequeña gota que salía de tu boca 
desde el principio me dijo que te ibas, 
que ya no volverías conmigo, 
que no perdiera el tiempo,
que había que ayudarte a partir,

En aquellos últimos intentes de tu vida 
No estuvimos solos amor, varios ángeles nos acompañaron
y algunos aun se mantienen con nosotros.

Desde aquel día todo el tiempo has estado conmigo,
así lo siento
algunas veces te percibo mejor que otras, 
Dios a permitido que te oiga bajar las escaleras, 
oír tu risa entre la de otros muchachos, 
verte reflejado en otra persona,
me ha permitido que te vea pasar en algunos de mis sueños
y algunas noticias nos ha llegado por el mismo medio, 
estas bien y sos feliz.

Hoy tu papá se dedica a escribirte, 
a ir donde esta tu cuerpo,
a plantar flores y hacer pequeñas actividades en tu nombre

El dolor y el sufrimiento es mi vida ahora
y busco y busco y aun no encuentro el camino

Mi corazón sabe que Dios te estaba esperando
y que tu recepción fue la mejor.
Que nuestra gente a donde van los que amamos cuando parte,
te esperaban y que sos dichoso tienes compañía muy apreciada ahora.

Todo este tiempo que ha pasado lo he 
dedicado a pensar y repensar en lo que
sucedió, en lo que pude haber hecho y no hice,
en lo que dije, en lo que me dijeron, en tu vida,
en las razones, en lo que quedo, en tu amor,
en tus sueños, en tus ilusiones, en tu caminar.

Hoy puedes encontrar a tu papá llorando en cualquier 
lugar o momento, 
porque te fuiste antes que el,
porque siento que no me despedí, 
porque no puedo hacer más por vos, 
porque me duelen los recuerdos,
porque me duele el porvenir, 
porque no se que hacer,
porque no recuerdo bien, 
porque pasan los días,
porque tengo vida, 
porque Dios te llamo.

Kyke y su ajedrez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica. 

 

 

Hoy hace 8 años

Hoy hace 8 años a eso de las 7:47 am Manri nuestro hijo menor murió, y hoy podría relatarles lo terrible de aquel instante en nuestras vidas que lo ha cambiado todo.

Podría relatarte el dolor y sufrimiento que nos ha dejado su partida, las horas de sueño perdido, la tristeza más profunda, pero hoy quisiera relatarte lo bendecido que nos hemos sentido por ser padres de este chico maravilloso, quisiera relatarles de lo bello que ha sido recibir el amor desde el corazón de nuestro Kyke amado durante estos ocho años, hoy quisiera relatarles de lo bendecidos que hemos sido durante todos estos años por tantas y tantas personas que con sus amor nos han tendido una mano para saber qué hacer con esta muerte que al principio no sabíamos que hacer.

Hoy quisiera recordar tus risas raspadas, tu voz grave, tu olor particular y único, quisiera recordar tus acciones quijotescas, quisiera recordar tus tortas, quisiera recordar tus crisis al dormir, tu ajedrez, tus escritos, tu nacimiento, y también tu muerte.

Hoy quisiera repetir que he aprendido a amar tu vida por completo, sin quitar ni agregar nada, cada momento desde que te enviamos la invitación a ser parte de esta familia, hasta hoy, incluyendo los sueños que me has regalado, tus sutiles mensajes que solo nosotros podemos ver, percibir.

Hoy es un día duro, lleno de nostalgia, hoy a eso de las 7:47 am falleció nuestro amado Kyke, montado en su caballito azul que cabalgando deprisa raudo voló para ser esencia, la más bella y pura esencia.

Y como parte de estos ocho años mi amado quesito, he escrito a tu lado esto que nace de mi corazón, para tratar de poner en palabras algo que no puede ser dicho con palabras, pero como bien nos han enseñado seguimos adelante para ser mejores personas, mejores papas, mejores cada días.

A ti amor, quien desde el cielo a diario nos abrazas, te amamos y ese amor es y será eterno.

No te has ido, solo cambiaste

 

Te convertiste en preguntas

en final sin respuesta

en inspiración permanente

en sueño profundo

 

Te convertiste en razón para reír y llora

en búsqueda sin fin

en ilusión y esperanza

en rencuentro esperado

en tiempo pasado



Te convertiste en razón de escribir

en luz de mañana

en un largo día

en dulce sabor

en dibujo famoso

 

Te convertiste en sol y calor

en agua que corre libre

en compañía constante

en rincón preciado

en libro leído

 

Te convertiste en gigante al jugar

en imagen difusa

en pensamiento que duele

en sueño que no llega

 

Te convertiste en ternura, caricias y pasión

en susurro, aire y papel

en espera forzada

en alegre trinar

en regalo de vida

 

Te convertiste en mar frío

en arena volando

en vuelo de ave

en recuerdo escondido

en bello celaje

 

Te convertiste en el color azul

en un pez libre

en viento calmo

en mi ojo derecho

 

Te convertiste en nuestro ejemplo y senda

en esencia, en luz

Te convertiste en amor

 

No has desaparecido, solo hemos cambiado

 

 

7 años

El día que te fuiste sentí que no podría vivir sin ti, que la vida se me terminaba.   Hoy 7 años después  no puedo ni creer que ha pasado tanto tiempo.

Miro el camino recorrido y me duele que no estuvieras físicamente con nosotros pero se que espiritualmente estas al lado nuestro.

Hoy podría recordar todo lo que sucedió  aquel 26  de junio del 2004, pero siento que mas que eso quiero recordar todo el amor que hemos recibido durante todo este tiempo, quiero recordar lo bello de la vida contigo en nuestros corazones, quiero recordar lo bueno que hemos hecho honrando tu vida.

Hoy sigue doliendo pero se que por tu partida hemos ganado vida, hoy la vida es muy diferente, es intensa, plena de sentido, duele si, pero se que no estas lejos, se que estas en nuestros corazones.

Por ti y para ti amor sera nuestro mejor esfuerzo para que la vida sea plena y cosechemos felicidad, te envió la bendición de este papa tuyo que te ama.

Hasta siempre amor.

Honrando a Kyke

Como horrar la vida de alguien tan amado como un hijo que ha muerto.

Me pregunto si es posible.

Hoy al ver  todo lo que ha pasado creo que no era posible hacer nada para que nuestro presente fuera otro, para que Manri no muriera,  y una y otra vez retomo nuestro camino y percibo de la vida que lo que hoy se ve como algo normal ayer no lo era, lo que ayer era felicidad ya no lo es, y de lo que ayer no era nada hoy lo es todo.

Detalles que el tiempo va haciendo una masa impenetrable algunas veces me hacen sentir muy mal por no poder recrearlos una vez más, pero me queda la seguridad que son míos y nadie ni nada podrá cambiar eso, son la vida que me hace ser lo que soy hoy y lo que hoy siento.

Honrar la vida de mi muchacho será algo así como reconocer la vida nuevamente, será como renacer un día a la vez.

Disfrutar de  la vida sin importar cuánto tiempo quede o cuánto tiempo ha pasado, disfrutar y no perder detalle de lo que el camino nos traiga, y ver de cada día lo que nos trae y enfrentarlo con orgullo y fuerza honrando a nuestros hijos, con esperanza  y con la certeza que sin importar nada nuestro amor por ellos será para siempre una luz que nos guiara en nuestro nuevo camino.

Ayer ya paso, hoy lo estoy escribiendo y mañana no existe.

En tus manos Dios mío pongo mi camino desde el día que llamaste a tu presencia a Manri.  Y pido amor en mi corazón para que mis acciones sean solo para honrar a quien hoy está en tu presencia (Kyke),  para que mis acciones sean para ayudar a quienes necesitan de mí y en especial a quienes amo.

En honor a Kyke será el presente…

Te amamos… Mamá, papá y Lena

 

 

Pura y bella esencia

Que hace que naciste amor, diste tus primeros pasos y dijiste por primera vez “ma”, “pa” y “nena”.

Que hace amor que en aquel cuarto pequeño la familia bailaba para enseñarte a danzar con el ritmo cadencioso de un buen merengue o una salsita…

Cuantos días han pasado desde que fuiste por primera vez al colegio amor, cuánto tiempo ha pasado desde que tomaste tus propias decisiones y decidiste volar  a tu destino.

Como pasa el tiempo,  ya son seis años hace que tu cuerpo dejo de ser el estuche de tu alma y te regalo la libertad que siempre necesitaste.

Hace cuanto tiempo fue que te enamoraste y leíste tu último libro.

Cuanto tiempo ha pasado desde que en un atardecer vi tu silueta en la puerta del cielo amor…

Que hace amor que me diste mi último beso, nuestro último abrazo y escuche tus últimas palabras…

Cuando fue que te di permiso de ir a buscar tu destino amor, si aun te necesito…

Que va pasas con tu ajedrez de cristal que estático espera tu próxima jugada.

Porque duele el tiempo si te siento tan cerca como siempre, como si tú y tu cuerpo estuviera a mi lado.

Cuanto tiempo pasará hasta que mi próximo sueño me toque y nos unamos una vez más como si nada hubiera pasado.

Aun llevo nuestra bandera y en el camino he puesto mi rodilla en el piso, he intentado dejar de caminar  y he caído hasta lo más profunda colina… pero te prometo que viviré llevando nuestra bandera en alto intentando cada día ser mejor, vivir mejor, amando mejor…

Amor en tu sexto aniversario una vez más te pido a voz y a Dios “FE” para continuar nuestro camino, y te pido amor mucho amor y desde  aquí, en mi limitada existencia te doy un abrazo, uno que nos una en uno solo para continuar por siempre nuestro camino.

Que Dios te bendiga mi chiquito, chapa que te extraño y solo espero que cuando llegue el día que me toque partir estés en la puerta esperando mi llegada para que me enseñes tu morada y tu perro maravilloso, para que me enseñes los secretos de la vida, para que me enseñes a ser lo que hoy sos, pura y bella esencia…

Un beso y un abrazo amor…. Te ama papa.

Sábados y 26

Un día como hoy iniciamos un viaje que vos nunca finalizarías.
Saliste de casa muy de mañana y aun no regresas.

Como aquel día, el sol y la hora ideal, para ir de viaje.
-“Despierta amor vamos de viaje”
– “Comete esto te hará falta”
-“¿Estas listo?”
-” Vamos, todo estará bien”
-“Llevas tu ración de agua”

Aquel día no me dijiste nada, no hablaste,
se habían acabado tus palabras,
solo fueron miradas…, talvez, un tocarte, un aliento, un abrazo…
Vamos…

Al iniciar él ultimo acto de tu vida solo atine a gritar: CUIDADO!,
vi pasar aquella bestia de acero, piedra y carne,
toneladas de ruido y calor
En un instante ya la vida se te escapaba… ¡NO DIOS MIO!
Dios, no me diste la oportunidad de protegerlo,
de irme con él, de detener el embate de aquella máquina,
de cambiar el destino, de entregar mi vida, por la de el.

A la hora exacta llegamos a la cita, no podía ser de otra manera,
Dios te llamo y no pude hacer nada por impedirlo,
solo despedirme en un monologo, en un… “Dios te va ayudar”.
Pronto llego público, esto no podía pasar inadvertido,
“alguien ha muerto”, toda la familia se hizo presente, ¿qué podemos hacer?
las lagrimas fueron el único escape que nos quedo a todos.

Dios no quiso que viéramos tu sangre,
una pequeña gota que salía de tu boca
desde el principio me dijo que te ibas,
que ya no volverías conmigo,
que no perdiera el tiempo que había que ayudarte a partir,
y no estuvimos solos amor,
varios ángeles nos acompañaron y algunos aun se mantienen con nosotros.

Desde aquel día todo el tiempo has estado conmigo,
algunas veces te percibo mejor que otras,
Dios ha permitido que te oiga bajar las escaleras,
oír tu risa entre la de otros muchachos,
verte reflejado en otra persona,
que te vea pasar en algunos de mis sueños y algunas noticias nos
han llegado por el mismo medio;
estas bien y sos feliz.

Hoy tu papá se dedica a escribirte, a ir donde esta tu cuerpo,
a sembrar plantas y flores y hacer pequeñas actividades en tu nombre,
Aun no encuentro el camino.
Sé que Dios te estaba esperando y que tu recepción fue la mejor.
Que nuestra gente te esperaba y que sos dichoso
tienes compañía muy apreciada ahora.

Todo este tiempo que ha pasado
lo he dedicado a pensar y repensar en lo que sucedió,
en lo que pude haber hecho y no hice,
en lo que dije, en lo que me dijeron, en tu vida,
en las razones, en lo que quedo, en tu amor,
en tus sueños, en tus ilusiones, en tu caminar.

Hoy, puedes encontrar a tu papá llorando en cualquier lugar o momento,
porque te fuiste antes que él,
porque siento que no me despedí,
porque no puedo hacer más por vos,
porque me duelen los recuerdos,
porque me duele el porvenir,
porque no sé que hacer,
porque no recuerdo bien,
porque pasan los días,
porque tengo vida,
porque Dios te llamo.

Otro 26

Manri murió un día 26 igual que Tita Eli, y no se si tengo razón pero desde hace mucho tiempo no he sentido que el se nos fue de este mundo físico en esta fecha.

Siempre he sentido que él se va todos los Sábados, sin importar la fecha, a la misma hora, a eso de los 7:47 termina el último acto de su vida como la conocemos e inicia otra que todos conoceremos cuando nos llegue nuestro momento.

Yo quisiera relatarles algo que aprendí en una de las tantas misas que se han dado para Kyke, un día 26 igual que hoy, el sacerdote sin haber una razón aparente hablo de cuales eran las razones que la gente pagaba misas para sus muertos.

Lo que nos dijo es que las misas para difuntos deben de ser para darle agracias a Dios por habernos regalado el honor de conocer y amar a quien extrañamos, darle gracias a Dios por contar con el amor de los que ya partieron y con su compañía por siempre, darle gracias a Dios por los días felices y los que no lo fueron tanto que compartimos con nuestros muertos, darle gracias a Dios por las enseñanzas que nos dejaron como herencia, darle gracias a Dios por todo lo que hemos aprendido luego de la partida de nuestros amados muertos, darle gracias a Dios por los cambios que hemos experimentado en nuestro espíritu haciéndonos mejores personas.

Yo creo que Dios sabe que es lo que necesitamos oír, sentir y percibir, en cada momento y solo es necesario que pongamos atención, aquel sacerdote hablo libremente tal vez de su sentir y con sus palabras expreso al final mi sentir también.

Todos los días le doy gracias a Dios por tener mismo hijos y por el amor que recibo de ellos, a cada momento y hoy 26 le doy gracias a Dios por nuestro pasado, por nuestro presente y por lo que esta por venir.

Papa de Kyke

Saludos.