En un instante ya la vida se te escapaba

Lo escribí el 26-2-2005 (9 meses después de la partida de Kyke) 
Sábados y 26 (Mañana hace 11 años)

Un día como hoy iniciamos un viaje que vos nunca finalizarías,
saliste de casa muy de mañana y aun no regresas,
como aquel día el sol y la hora ideal para ir de viaje

Despierta amor,
vamos de viaje, 
cómete esto te hará falta,
¿estas listo?, 
vamos todo estará bien,
lleva tu de agua amor,

Aquel día no me dijiste nada, 
no hablaste,
se habían acabado tus palabras,
solo fueron miradas, tal vez un tocarte, un aliento, un abraso… 
vamos el destino nos espera

Al iniciar el ultimo acto de tu vida solo atine a gritar… 
!CUIDADOOOOOOOOOOOOOOOOO¡,

En aquel momento vi pasar aquella bestia de acero, piedra y carne, 
toneladas de ruido y calor

En un instante ya la vida se te escapaba… 
¡NO DIOS MIO!

Dios mio no me diste la oportunidad de protegerlo,
de irme con el, de detener el embate de aquella máquina,
de cambiar el destinos, de entregar mi vida por la de el.

A la hora exacta llegamos a la cita no podía ser de otra manera, 
Dios te esperaba y no pude hacer nada por impedirlo,
solo despedirme en un monologo, 
Diciendote una y otra vez… 
“Dios te va ayudar”.
“Dios te va ayudar”.
“Dios te va ayudar”.

Pronto llego público, esto no podía pasar inadvertido,
“alguien a muerto”, toda la familia se hizo presente, 
¿que podemos hacer?
las lagrimas fueron el único escape que nos quedo a todos.

Aquel día Dios no quiso que viéramos tu sangre, 
solo una pequeña gota que salía de tu boca 
desde el principio me dijo que te ibas, 
que ya no volverías conmigo, 
que no perdiera el tiempo,
que había que ayudarte a partir,

En aquellos últimos intentes de tu vida 
No estuvimos solos amor, varios ángeles nos acompañaron
y algunos aun se mantienen con nosotros.

Desde aquel día todo el tiempo has estado conmigo,
así lo siento
algunas veces te percibo mejor que otras, 
Dios a permitido que te oiga bajar las escaleras, 
oír tu risa entre la de otros muchachos, 
verte reflejado en otra persona,
me ha permitido que te vea pasar en algunos de mis sueños
y algunas noticias nos ha llegado por el mismo medio, 
estas bien y sos feliz.

Hoy tu papá se dedica a escribirte, 
a ir donde esta tu cuerpo,
a plantar flores y hacer pequeñas actividades en tu nombre

El dolor y el sufrimiento es mi vida ahora
y busco y busco y aun no encuentro el camino

Mi corazón sabe que Dios te estaba esperando
y que tu recepción fue la mejor.
Que nuestra gente a donde van los que amamos cuando parte,
te esperaban y que sos dichoso tienes compañía muy apreciada ahora.

Todo este tiempo que ha pasado lo he 
dedicado a pensar y repensar en lo que
sucedió, en lo que pude haber hecho y no hice,
en lo que dije, en lo que me dijeron, en tu vida,
en las razones, en lo que quedo, en tu amor,
en tus sueños, en tus ilusiones, en tu caminar.

Hoy puedes encontrar a tu papá llorando en cualquier 
lugar o momento, 
porque te fuiste antes que el,
porque siento que no me despedí, 
porque no puedo hacer más por vos, 
porque me duelen los recuerdos,
porque me duele el porvenir, 
porque no se que hacer,
porque no recuerdo bien, 
porque pasan los días,
porque tengo vida, 
porque Dios te llamo.

Kyke y su ajedrez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer de Costa Rica. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*