En la búsqueda de la sabiduría de cada día

A diario y por la infinidad de medios que actualmente hay para comunicarnos, se habla y se promueve la sabiduría como un camino de paz para nuestras vidas, por todas partes encontramos grandes frases llenas de sabias palabras que se reproducen por todos los medios y se nos proponen como una forma de vivir mejor.

Pero, qué hacemos con todo aquello que nos llega a diario?

Muchos iniciamos decididos a que aquel camino que se nos propone es la forma de llevar nuestras vidas, convencidos que aquel es el camino que debemos seguir, pero al poco tiempo  abandonamos aquel sabio consejo, aquella sabia palabra, aquel camino lleno de sabiduría que hemos decidido seguir y continuar con nuestras costumbres y hábitos que conforman nuestro diario  vivir.

letras11-1Viendo más cerca, me doy cuenta que hoy el comercio de la sabiduría es objeto de estudio de mercados, la demanda de libros, charlas y eventos es alta y los títulos de libros ofreciendo la guía para navegar nuestra vida son incontables;  en las redes sociales se repiten infinidad de veces mensajes llenos de razones que podrían ser todo lo necesario para cambiar nuestra vida.

Pero el mundo en que vivimos manda la inmediatez sin dejarnos tiempo para si quiera darnos cuenta de que el tiempo se nos va, muchos están buscando lo que necesitan en lo material, muchos buscan en la enajenación del diario vivir las respuestas de un buen vivir, pero lejos de encontrar respuestas se va formando un vacio en nuestro interior que no sabemos cómo llenar, como darle sentido; tal vez por todo esto es que todos estamos ávidos al mágico consejo que nos lleve en el sabio caminar, y  encontrar lo que necesitamos.

Es un circulo vicioso, nuestros ser interno nos pide cosas que están más allá de lo material y esta lucha entre lo material y lo espiritual, nos hace caer en un sin sentido que hace difícil nuestra existencia.

Para mí y producto de mis crisis he llegado a reflexionar al respecto y sin proponérmelo he aterrizado en algunos esbozos de lo que podría ser el saber, por esto quisiera aportar mi forma particular de ver esto, e inicio diciendo y a manera de resumen: el vivir en el tiempo presente será lo más sabio que podamos aspirar ser…

Y lo digo de esta manera porque la sabiduría se encuentra en los lugares más hermosos que decidas estar, y en la belleza que te hable y quieras disfrutar, en la naturaleza más pura,  en la verdad de cada momento y las virtudes que te otorgan, en los errores que cometas y en los aciertos que descubras, en sitios tan cercanos que están a la vista y en lugares tan lejanos como el mismo horizonte, en lo que observas, en lo que escuches, en lo que sientas, en lo que mires sin los ojos, en lo que escuches sin oír, en lo que percibas sin que te toquen, en lo que da sentido a tu vida, en lo que digas de corazón y en lo que calles por amor, en lo que creas y te haga hacer por pasión,  en el balance y la armonía, en tu justicia, en tus injusticias, en lo que sueñes, en lo que siembres y coseches, en la ausencia, en la compañía,  en la compasión, en lo que toque tu corazón, en la vida y en la muerte, en el silencio, en lo que te compartan, en los momentos que no esperes, en lo que compartas sin esperar nada a cambio, en lo que te enseñen y tu enseñes, en tu esencia, en los que te aman, en el  presente, en lo que hagas por amor y en los momentos más dolorosos y difíciles de tu vida.

Lo dicho no me ubica entre los que viven en el tiempo presente, voy y vengo de otros tiempo, pero todo esto que describo como el camino al saber, para mi nació de darme cuenta que naturalmente la vida nos va dando todo y algunas veces nos va imponiendo cosas para aprende, para cambiar, para ser cada día más sabios, nace cuando encontré una razón perfecta para detener esa búsqueda desordenada en el pasado y el futuro, nace cuando alguien que amo y ya partió a su viaje después de la vida y me dejo dicho, “todo a su tiempo”, que comprendí que no hay una sabiduría universal y nunca la ha habido, hay muchas sabidurías, tantas como las que podamos aprender, descubrir, realizar.

Por esto pienso que la búsqueda continua de las razones para quedarme en el tiempo en que vivo, para ser libre y llegar a mi horizonte.

Para todos los padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer aquí en Costa Rica.

Más información en el siguiente enlace: RENACER DE COSTA RICA

23 años hace

23 años hace que Dios nos regalo el privilegio de verte por primera vez, y fue una fiesta desde el primer momento, escribiste en cada día que viviste un bella historia, nos regalaste el más grande de los amores el que aun sigue siendo parte de nosotros y nos une a ti hasta hoy.
 En este día especial corazón que Dios te bendiga, que tengas la mas bella de las fiestas y te mandamos todos por aquí, la familia y Doña Daisita, Lena, Chela y yo el mayor de los abrazo.

k

Para todos los padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer aquí en Costa Rica.

Para más información contáctenos en este Link

Te encontré.

Un día te creí perdido, olvidado

y en aquel huracán,

la oscuridad solo me permitía ver mi fin

sólo podía ver mi dolor…

únicamente mi dolor

Recordándote, fue cuando decidí buscarte

y en el camino

después de probar muchos caminos, paso a paso

al dejar de tratar de responder el porqué?

Fue cuando te encontré…

Al principio no sabía

no podía creer cuando vi la señal

que fue el pasado y el futuro juntos, en el presente

mire hacia dentro,

y te logre ver, te encontré, te sentí, pleno

Azul, como bailando

Y fue cuando me di cuenta que siempre estas,

siempre estuviste y estarás

te encontré cuando deje atrás lo aprendido

fue cuando la notas del viento me hizo verte

cerca, lleno de razones y de amor

Te encontré cuando la luz multicolor me llego

azul, cerca

llenando todo de sentido y de amor

Y fue cuando la lluvia en mis ojos al formo el río

poco a poco fue llenando mi océano

que al cruzarlo en el olor a sal y a vida, te encontré

cerca, lleno de razones

del presente, de amor

para entregarlo, para regalarlo

y cambiar, y descubrirte

y saber que te encontré.

cerca,

pleno de luz

de razones

convertido en amor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para todos los padres y madres que enfrenta la muerte de uno o varios de sus hijos, existe ayuda, el grupo Renacer aquí en Costa Rica.

Para más información de clic a este enlace: Renacer de Costa Rica

Fin del 2012

Para tod@s este año que termina a sido de contrastes, porque duele y mucho sentir el tiempo pasar y que nuestr@s chic@s vivan en otra dimensión, la espiritual.

Un años más será para algunos de no estar con ell@s, para otros será el primer fin de año que no contarán con su presencia física, y es que sin importar el tiempo, estos días de fiesta, estos “días especiales” remueven nuestros corazones y afloran sentimientos llenos de nostalgia y para algunos de dolor.

Para nosotros en particular, este año fue la que escogió nuestro creador para llamar a nuestros padres, Don Eduardo y Doña Irma y no por ser nuestros padres y si por el amor que compartimos su partida ha puesto una vela mas en nuestros corazones, al igual que la que tenemos de los chic@s de renacer,  acompañando ese canal de luz que mantenemos con Kyke por medio del amor.

Años de contrastes, si, porque vimos llegar una nueva miembro de la familia, Elena y con su llegada mueve las fibras más tiernas de nuestro amor, hemos acompañado a los compañeros del grupo que Dios les regalo a Nicolás con su nacimiento y a Alejandro, hemos cumplido con un año de encuentros entre nosotros padres y madres que nuestros hij@s nos juntaron en este camino diferente.

Hemos sido testigos del acto de amor de la creación y apertura de Casa Beatriz donde el amor de un bella chica toca el corazón de muchos.

Compartimos nuestro amor con nuevos padres que ha llegado dolorosamente al grupo y al mismo tiempo damos gracias por la existencia de este.

También hemos visto a compañer@s  de Renacer ir más allá cada día, aprendiendo a sonreír, aprendiendo a compartir el amor de su hij@, hemos encontrado las razones de cada día para seguir adelante a pesar de su ausencia, hemos encontrado la fuerza para levantarnos cada día, y estoy seguro que el amor de nustr@s hij@s es gran parte de las razones que necesitamos para ver cada día de una forma diferente.

Un abrazo fuerte para tod@s y cada un@, y que este año nuevo que empieza venga lleno de salud, trabajo, de fuerza para seguir en la búsqueda.

Un bello año les desea la familia de Kyke.

 

2 de noviembre, celebremos la vida

Celebremos la vida y vivamos en el amor

Hoy celebro la vida de quienes llevo en mi corazón, aquellos que en su viaje se nos adelantaron y regresaron de donde todos venimos y hacia donde todos vamos.

Hoy me siento afortunado porque todos ell@s son parte de mi vida, de la de ayer, de la de hoy y de la de siempre.

Hoy y cada día me acompañan, todos, y cada día lucho por ser mejor, como todos ell@s.

Hoy doy gracias a Dios por Kyke mi ángel fotógrafo, por tu vida con nosotros, por todo lo que nos has dado y nos sigues dando.

Hoy envió un abrazo solidario a todos, porque todos tenemos gente amada en aquel lugar fantástico al cual todos vamos en camino.

Celebremos la vida, de los que han partido, y no porque han partido, si no porque han vivido y eso ha cambiado nuestra vida por amor.

Amor Quesito te amo más que nunca y hoy más que nunca celebro tu vida.

Pa un abrazo y ya sabes te amo con todo y celebro tu vida.

Doña Irma gracias por ser y celebro tu vida

Tita Eli mi mensajera en sueños celebro tu vida, y tantos más, Tito Juan, Olman, Junior, Abuelita Elvia, Ceci

Y a tod@s los chic@s de Renacer los grandes maestr @s, un gran abrazo a tod@s y cada un@.

 

Un día más

Que hace que naciste amor, diste tus primeros pasos y dijiste por primera vez “ma”, “pa” y “nena”.
Que hace amor que en aquel cuarto pequeño la familia bailaba para enseñarte a danzar con el ritmo cadencioso de un buen merengue o una salsita…
Cuantos días han pasado desde que fuiste por primera vez al colegio amor, cuánto tiempo ha pasado desde que tomaste tus propias decisiones y decidiste volar a tu destino.
Como pasa el tiempo, años hace que tu cuerpo dejo de ser el estuche de tu alma y te regalo la libertad que siempre necesitaste.
Hace cuanto tiempo fue que te enamoraste y leíste tu último libro, me pregunto?

Cuanto tiempo ha pasado desde que en un atardecer vi tu silueta en la puerta del cielo…
Que hace guapo que me diste mi último beso, nuestro último abrazo y escuche tus últimas palabras…
Cuando fue que te di permiso de ir a buscar tu destino amor, si aun te necesito…
Que va pasas con tu ajedrez de cristal que estático espera tu próxima jugada.
Porque el tiempo pasa y fuerza de amarte, he aprendido a sentirte, como si fueras mi ángel de la guarda.
Me pregunto cuánto tiempo pasará hasta que mi próximo sueño me toque y nos unamos una vez más siendo los dos espíritu.
Te confieso que este camino es difícil, he intentado dejar de caminar y he caído hasta lo más profunda en ocasiones… pero al levantarme me lleno nuevamente de tu amor y quiero hoy prometerte que viviré con pasión, siguiendo a mi corazón e intentando cada día ser mejor, vivir mejor, amando mejor…
Quiero pedirte a vos y a Dios “FE” para continuar nuestro camino, y te pido amor, mucho amor y desde aquí, en mi limitada existencia te doy un abrazo, uno que nos una en uno solo para continuar por siempre nuestro camino.
Que Dios te bendiga mi chiquito, Quesito que te extraño y solo espero que cuando llegue el día que me toque partir estés en la puerta esperando mi llegada para que me enseñes tu morada y tu perro maravilloso, para que me enseñes los secretos de la vida, para que me enseñes a ser lo que hoy sos, pura y bella esencia…
Un beso y un abrazo amor…. Te ama papá.

Sentimientos de Culpa

Muchos aspectos de nuestra vida nos pueden llevar a sentir la culpa, sentimiento natural en cada persona, que antes de la muerte de nuestros hijos o hijas pudimos responder ante esta con orgullo o con humildad.

Pero que podemos hacer ante este sentimiento que nos embarga luego de la muerte de nuestro hijo o hija ?.  Creo no hay respuesta correcta, cada uno tendrá que hacer su propio camino para encontrarle el propósito a cada una de ellas e integrarlas a nuestro ser.

Aun no conocemos al padre o la madre que luego de ver morir a su hijo o hija, no le brote casi descontroladamente las culpas, y van desde pequeños detalles de la vida que los transformamos en gigantescas encrucijadas hasta grandes detalles, que pueden o no estar justificadas, y cada uno de nosotros las vive con diferentes intensidades, en diferentes momentos, y por diferentes razones.

Algo que he aprendido en el camino, luego de la muerte de Kyke, es que no logré nada deseando o imaginando, cambiar el pasado, es una de nuestras formas de lidiar con su muerte, imaginar universos inexistentes que nos permiten mantenerle de una manera irreal vivo aunque sea solo en nuestra imaginación, pero al regresar a nuestra vida, a la “realidad” una y otra vez nos sentimos más y más triste por su muerte, por su ausencia.

También he aprendido que no hay forma más que sufriendo para que luego del dolor podamos ir más allá y vivamos en el amor que nos dejaron, en el amor que nos dan, y las culpas, los sentimientos de culpas no se irán si no hacemos nada para ir más allá de este sentimiento, e imaginar cosas que si hubiéramos hecho esto o aquello, es y seguirá siendo  parte del dolor que trae su muerte hasta que hagamos algo para que esos sentimientos se convierta en algo diferente.

El camino que he encontrado para lidiar con mis culpas es hacer cambios en mi vida, en mi forma de ser,  para que estas culpas tenga sentido, son cambios que han nacido de mi corazón, vivir de una forma diferente ha permitido que aquellas culpas queden atrás, hoy las veo como razones para cambiar, para buscar en mi el yo mas interno, y encontrar las razones, encontrar el amor que permitió que cambiara. Un ejemplo de este cambio es que antes de la muerte de Kyke, un año antes, prácticamente no se tomaron fotos de él o de nosotros con él, nada, prácticamente nada de imágenes que nos ayuden a recordar, que nos ayude a decir él es…, ante tal culpa, ante tal remordimiento por haber dejado pasar el tiempo sin hacerle fotos a mi muchacho, muy pronto de la muerte de Kyke, inicie un camino que me ha llevado a hacerle fotos a todos los detalles de la vida, hoy puedo decir que soy fotógrafo, y los disfruto enormemente, me dedico a detener el tiempo en las imágenes que hago y a mi lado esta ese ángel fotógrafo que es mi amado hijo, haciendo conmigo.

Es así como una de esas culpas la he integrado a mi vida, cambiando para ser diferente, ha implicado esfuerzo, sufrimiento y amor, y al ir avanzando en este mi nuevo mundo esta culpa se ha convertido en razón para estar cada vez más cerca de Kyke, en mi medio de comunicación de mis mas intimas inquietudes.

Hubieron años difíciles que las culpas dominaban mi sentir, pase por el puro centro del dolor y al cabo del caminar, hoy ciento las culpas como oportunidades, guías, necesidades de mi corazón para crecer, para ser mejor persona, y me he dado cuenta que para ir más allá de mis culpas ha implicado cambiar, ha implicado encontrar las razones, el amor suficiente de él y para él para que este dolor, este sufrimiento, estas culpas me formen como una persona renovada, como una persona nueva, como una persona que vive del amor de mis hijos.

El camino continua, no solo con las culpas hay que lidiar en esto que es la muerte de nuestros hijos, el cambio continua, implica hacer siempre y todos los días, se convierte en una forma de ser, de vivir, y en honor a mis hijos, a la gente que amo, a mi querida esposita, y por mi continuare caminando para llegar más allá, porque quiero que la muerte me encuentre haciendo y poder llegar a darle un gran abrazo a mi amado Kyke y orgulloso decirle, misión cumplida amor…

 

 

Cuando fue

Cuando pude ver sin usar la vista
Cuando el silencio me dejo escuchar
Cuando sentí sin mi piel y olvide lo aprendido
Cuando el único tiempo que viví fue el ahora
Cuando abrace sin mis brazos y solo use mis palabras
Cuando deje de pregúntame el porqué y me diste él para que
Cuando el pasado no dolió
Cuando entendí que el amor es lo único real que tengo
Cuando los sueños regresaron y fueron míos una vez más
Cuando recordé quien era y encontré el camino hacia mi horizonte
Cuando entendí que la vida es un instante, y es mío y es tuyo
Cuando me encontré haciendo
Cuando te dejé ir

Ese día fue cuando

Hoy hace 8 años

Hoy hace 8 años a eso de las 7:47 am Manri nuestro hijo menor murió, y hoy podría relatarles lo terrible de aquel instante en nuestras vidas que lo ha cambiado todo.

Podría relatarte el dolor y sufrimiento que nos ha dejado su partida, las horas de sueño perdido, la tristeza más profunda, pero hoy quisiera relatarte lo bendecido que nos hemos sentido por ser padres de este chico maravilloso, quisiera relatarles de lo bello que ha sido recibir el amor desde el corazón de nuestro Kyke amado durante estos ocho años, hoy quisiera relatarles de lo bendecidos que hemos sido durante todos estos años por tantas y tantas personas que con sus amor nos han tendido una mano para saber qué hacer con esta muerte que al principio no sabíamos que hacer.

Hoy quisiera recordar tus risas raspadas, tu voz grave, tu olor particular y único, quisiera recordar tus acciones quijotescas, quisiera recordar tus tortas, quisiera recordar tus crisis al dormir, tu ajedrez, tus escritos, tu nacimiento, y también tu muerte.

Hoy quisiera repetir que he aprendido a amar tu vida por completo, sin quitar ni agregar nada, cada momento desde que te enviamos la invitación a ser parte de esta familia, hasta hoy, incluyendo los sueños que me has regalado, tus sutiles mensajes que solo nosotros podemos ver, percibir.

Hoy es un día duro, lleno de nostalgia, hoy a eso de las 7:47 am falleció nuestro amado Kyke, montado en su caballito azul que cabalgando deprisa raudo voló para ser esencia, la más bella y pura esencia.

Y como parte de estos ocho años mi amado quesito, he escrito a tu lado esto que nace de mi corazón, para tratar de poner en palabras algo que no puede ser dicho con palabras, pero como bien nos han enseñado seguimos adelante para ser mejores personas, mejores papas, mejores cada días.

A ti amor, quien desde el cielo a diario nos abrazas, te amamos y ese amor es y será eterno.

No te has ido, solo cambiaste

 

Te convertiste en preguntas

en final sin respuesta

en inspiración permanente

en sueño profundo

 

Te convertiste en razón para reír y llora

en búsqueda sin fin

en ilusión y esperanza

en rencuentro esperado

en tiempo pasado



Te convertiste en razón de escribir

en luz de mañana

en un largo día

en dulce sabor

en dibujo famoso

 

Te convertiste en sol y calor

en agua que corre libre

en compañía constante

en rincón preciado

en libro leído

 

Te convertiste en gigante al jugar

en imagen difusa

en pensamiento que duele

en sueño que no llega

 

Te convertiste en ternura, caricias y pasión

en susurro, aire y papel

en espera forzada

en alegre trinar

en regalo de vida

 

Te convertiste en mar frío

en arena volando

en vuelo de ave

en recuerdo escondido

en bello celaje

 

Te convertiste en el color azul

en un pez libre

en viento calmo

en mi ojo derecho

 

Te convertiste en nuestro ejemplo y senda

en esencia, en luz

Te convertiste en amor

 

No has desaparecido, solo hemos cambiado

 

 

A tu abuelo el soñador

Te recuerdo sin canas y con mas cabello, tu corazón en aquel entonces no era problema, únicamente las ilusiones, los sueños, tus esperanzas atravesaban tu corazón y tal vez, eso fue lo que lo daño para siempre hasta que ya no pudo más, y se detuvo.

Te recuerdo yo niño, escuchando tus sueños para el mundo que me tocaría por vivir, me relatabas tiempos de cambio, me hacías soñar con un mundo diferente donde todos fuéramos hermanos, solidarios, hermanos verdaderos.

Me decías, “yo no estaré aquí para ver el cambio, pero vos sí”, y el tiempo paso, y jamás perdiste ese sueño de un mundo mejor, jamás dejaste ir aquella esperanza de entregarnos un mundo diferente, donde todos fuéramos importantes y cada uno fuera parte del cambio, con respeto, por todos y cada uno.

Y el tiempo paso, y el dolor de ver al mundo convertido en un mundo de islas, de cárceles en vez de casas, donde los valores fueron cambiados por signos de una moneda extranjera, donde la solidaridad fue cambiada por los buenos negocios, donde la unidad entre hermanos fue cambiada por tratados comerciales, donde hoy todo lo tenemos pero no disfrutamos nada, por no tener tiempo, ese dolor, ese sueño destruido fue el que enfermo tu corazón de muerte, tu sangre ya no lograba llevar tus ilusiones.

En los días de lluvia, al volver a ver atrás caías en cuenta que tu corazón no resistía más, el mundo no fue el que soñaste, el mundo ya no era aquel lugar maravilloso de ríos cristalinos, de aire puro y de gente solidaria.

Hoy ya tu corazón no late, tus esperanza e ilusiones se fueron contigo a otro universo que imagino perfecto, y tu sueño, tu sueño se ha quedado viviendo en mi, y en todos aquellos hombres y mujeres trabajadores, honestos, soñadores que aspiran dejar un mundo mejor cuando sea su hora de partir.

Hoy el sueño es nuestro, para dejarle a nuestros hijos, a nuestros nietos ríos cristalinos y aire puro, hoy la tarea es nuestra de seguir soñando.

 

Amar sin límites, sin condiciones

Hay un decir entre la gente que es “nadie aprecia lo que tiene hasta que lo pierde”, y durante toda mi vida considere que este decir se refería a una llamada de atención para apreciar a quienes amamos, a lo que nos hace falta realmente para estar bien, a lo realmente importante en nuestra vida.

Con la muerte de seres amados que nos tocan el corazón, con la muerte de nuestro hijo, escuchaba este decir nuevamente y de alguna manera me sentía eximido de esta frase, y lo digo con paz en mi corazón  porque a Kyke le di todo el tiempo que él quiso recibir de mí, me llena el corazón que en muchos aspectos de mi vida el fue mi compañero, con su partida no solo se fue un hijo, se fue mi amigo, socio, mi amor.

Al pasar el tiempo, al meditar en lo que ha significado su muerte y ausencia, he llegado a la conclusión que uno no capaz de saber lo que tenía en vida de Kyke hasta que lo perdí,  y tal vez esto puede sonar contradictorio, y si, es contradictorio, pero vuelvo a decir, no era capaz de saber lo que tenia, y hoy lo digo con muchos días recorridos viviendo su ausencia, meditando sobre su vida, sobre su ausencia, hoy a la distancia, puedo ver su vida de forma integral, disfrutando los recuerdos y sacando de ellos toda la herencia de su vida.

Codificado en sus recuerdos quedan lecciones de vida que si te decides puede hacer de ti la más bella persona a la cual puedes aspirar ser,  porque en todo el amor que nos dejan está escondido lecciones de vida que nos dicen lo que realmente es importante en la vida, porque el amor de su corazón, porque el vinculo que nace con su gestación si te decides no se termina jamás y es eterno, porque su muerte nos enseña las más importantes lecciones de vida, y con ellas, podemos verles como lo que realmente son, esencia y amor. Eso hemos encontrado de su abrazo que nos da a diario que va más allá de la muerte y la vida.

Por ello he llegado a sentir que no somos capases de saber que tenemos en cada uno de los que nos acompañan en nuestra vida hoy, todo el amor que le tenemos, todo el amor que nos tiene, todo lo que significan para nosotros y todo lo que significamos para ellos o ellas, creo que solo la muerte de uno de ellos o ellas o mi muerte desencadena todo este conocimiento que te regala el que amas sin límites, sin condiciones.

No es fácil verlos partir y vivir su ausencia, posiblemente será lo más difícil que nos toque por vivir, y como todo en la vida puedes dejar pasar esas lecciones de vida, cerrar tu corazón y solo quedarte con el dolor y la amargura y dejar pasar los tesoros escondidos que están en el amor de nuestros chicos o chicas.

Por mi parte estoy recibiendo sus lecciones desde que puede apaciguar mi corazón, dejar ir las emociones que casi me controlaron y desde ese momento en adelante busco día a día esos tesoros escondidos en su amor.

Todas estas lecciones de vida que su partida y  ausencia han traído, día a día, me ha mostrado un camino hacia ser mejor persona, y me he decidido ser una persona mejor con todos los que hoy acompañan mi vida, a mi hija, mi esposita, siento que los amo más, hoy se cosas que me permiten amar más, apreciarles más, cuidarles más, respetarles más, al igual que todo el resto de gente que es mi gente y que compartimos el camino que llamamos vida, y seguimos aprendiendo cada día.

Me siento agradecido, si, agradecido de todo lo recibido en vida de Kyke, y también me siento agradecido por todo lo recibido en su muerte y sigo recibiendo, por ello mi gigante maestro, gracias, gracias y gracias.

Dios te bendiga y hasta siempre. Tu PA

 

Feliz 22 cumpleaños amor

Hoy hace 22 años naciste amor, de 8 meses y hecho una verdadera belleza.

Regreso la vista aquel 19 de mayo de 1990 y tu olor aun esta en nosotros, tu peso al cargarte, el llanto para que mamá te diera de comer,  tu forma especial y casi desenfrenada de mamar y darle con eso a tu mami los besos más llenos de cariño solo comparables con los de tu hermana Lena.

Hoy me quedo con toda tu vida, no cambio nada, amo cada instante desde la noticia que venias a ser parte de nuestro camino hasta el día en que partiste, y más allá, amo todo lo que nos has dejado y nos sigues dando cada día.

Sé que de una manera celestial, recientemente han llegado a tu lado tu abuela y tu abuelo, Doña Irma y Papi, abuelito Eduardo como voz lo llamas,  y me llena de paz que estuvieras para recibirles, para mostrarles tu morada, el campo donde juegas fultbol y vuelas tus papelotes, hoy hay mas compañía para ti y será cuestión de tiempo que todos sin excepción lleguemos a estar en el mismo plano.

Nos sentimos orgullosos de tu vida amor, y nos has dejado como herencia enseñanzas maravillosas como el amor y que la vida es esperanza, nos dejaste con ejemplos de lucha por vivir acordes a lo que realmente somos, y estas enseñanzas de tener la certeza que la vida es bella, pero lo que sigue luego es la verdadera belleza.

Siempre hay fiesta en el cielo, pero hoy te toca mi amado chico guapo a ti celebrar,  estoy seguro que todos los chicos de Renacer están invitados, tu familia, a nosotros, tus abuelos Irma y Eduardo y un millón de ángeles y con todos van hacer un verdadero fieston , ameniza por el único Bob Marley.

Amor gracias por todo, que Dios te bendiga y feliz cumpleaños.

Hasta siempre, papá.